Fabricantes

Apfelwein, la sidra alemana con carácter propio

Apfelwein, la sidra alemana con carácter propio

Aunque suene raro, en esta ocasión nos vamos a ir de sidras por Alemania. Desde nuestra tienda gourmet, os queremos presentar la bebida local por excelencia en Frankfurt: el Apfelwein que no es más que la sidra alemana. ¿Nos acompañáis a conocerla?

 

¿Qué es Apfelwein?

La sidra alemana conocida como Apfelwein (vino de manzana), es una bebida elaborada a partir de la fermentación etílica del zumo de manzana. Una sidra obtenida de variedades de manzanas diferentes a las habituales, generalmente las Granny Smith o Bramley.

Llamada también Ebbelwoi por algunos lugareños o Schobbe por otros, se trata de una especialidad en todo el estado de Hessen, donde es considerada bebida nacional, y muy especialmente en Frankfurt. Esta región es la mayor productora de manzana de Alemania.

Un buen Apfelwein debe tener un sabor afrutado con un poco de acidez y tener un aroma afrutado de manzana. El color varía de una luz a amarillo dorado. Su contenido de alcohol oscila entre 4.8 a 7%.

 

Apfelwine

Apfelwein

 

Un poco de historia

El Apfelwein se remonta al siglo I d. C y ya era conocido por los antiguos griegos y romanos.

Aunque empezó a producirse en Alemania desde el año 800 de manera artesanal, no ganó en popularidad hasta el siglo XVI. El área alrededor de Hessen, en ese momento, experimentó un invierno extremadamente frío, dañando su viñedo de uva tan drásticamente que los fabricantes de vinos se vieron obligados a encontrar otras alternativas. Encontraron que los manzanos florecían en los inviernos fríos, por lo que abandonaron sus viñedos de uva para sustituirlos por campos de manzana.

En el año 1638 se creó un Consejo de Regulación de este tipo de vinos que hoy en día continúa en vigor. En el año 1754 se creó la primera licencia para la elaboración de este tipo de bebida en Frankfurt y la bebida fue gravada desde entonces con impuestos.

La industria del vino de manzana creció rápidamente y pronto se ofreció en bares y pubs. Aquellos negocios que tenían permiso para vender vino de manzana estaban obligados a colgar un ramo de pino fuera de la puerta a su establecimiento. Esto se convirtió en el emblema de la industria del vino de manzana. 

 

simbolo

Símbolo de las tabernas de Apfelwine

 

Hacia la mitad del siglo XIX, había 12 bodegas de manzanas comerciales en Frankfurt, junto con otras muchas pequeñas o privadas. Fue entonces cuando Apfelwein fue nombrada la bebida nacional para Hessen. Hoy en día, existen en Hessen más de 60 pequeñas y grandes bodegas comerciales de manzanas, que producen 40 millones de litros al año.

 

Elaboración

El Apfelwein es una bebida considerada producto natural ya que durante su proceso no se añade ningún tipo de aditivo.

Prensado

La producción del Apfelwein comienza con el aplastamiento de la manzana, proceso que antiguamente se realizaba exclusivamente a mano o con herramientas tiradas por caballos. Tras el machacado de la manzana la pulpa se solía introducir en un gran paño de algodón y mediante un torniquete se extraía el jugo de su interior gracias a la presión que éste realizaba.

Almacenamiento y fermentación

De la presión realizada se extrae una especie de mosto aromático que se almacena en barriles de roble. En este instante comienza la fermentación debido a la acción de las levaduras.

En la zona de Frankfurt, la fermentación del Apfelwein se hace sin la aplicación de aditivos. El azúcar natural que contiene el mosto de la manzana es suficiente para mantener, mediante las levaduras, la fermentación durante un periodo aproximado de 3 a 4 meses hasta que se para.

Este proceso de fermentación genera residuos en la bebida resultante y tras la transferencia (es decir la separación de los residuos), el Apfelwein no debe ser calentado y la temperatura debe permanecer constante, tampoco se debe añadir ningún aditivo (incluso azúcar).

Tras este proceso de clarificación se suele someter el líquido a una pasteurización consistente en un calentamiento durante 20 minutos a 70 °C de temperatura.

 

De sidras por Frankfurt

Frankfurt es la Manhattan alemana donde conviven cultura y negocios.

 

negocios y sidra

Frankfurt desde la orilla del río Main

  

Tras la Segunda Guerra Mundial, gran parte de la ciudad fue destruida, sobre todo Römerberg, el actual y reconstruido centro histórico. En la ciudad que vio nacer a Goethe, se alza también la próspera zona empresarial de la ciudad del Banco Central Europeo. Toda esta mezcla, bañada por el río Main.

Pero sobre todo, Frankfurt es el mejor lugar en Alemania para beber Apfelwein. Aunque parezca increíble, aquí la cerveza pasa a un segundo plano, incluso hay sitios donde ni siquiera se sirve.

Para ir de sidras la mejor opción es dirigirse al barrio de Sachsenhausen situado al sur de la Ciudad Vieja, con estrechas callejuelas empedradas y salpicado por más de 100 locales tradicionales. En Berger Straße, su calle principal, se encuentran algunas de las Apfelwein-Wirtschaften más emblemáticas de la ciudad.

 

barrio

Barrio de Sachsenhausen

  

Estas tabernas rústicas, son negocios familiares de más de tres siglos de antigüedad donde las mesas corridas y el bullicio, crean una acogedora atmósfera para hacer amigos hablando, comiendo y bebiendo.

   

Cómo se bebe el Apfelwein

Hay muchos locales típicos especializados en sidra alemana en los que se sirve, como marca el estilo, en jarras de cerámica azules, las llamadas “Bembel”. De estas jarras se sirve en vasos de cristal con cortes angulares que refractan la luz y mejoran el agarre. Son los “Gerippten” que tienen un volumen de 0.3 litros, medida llamada “Schoppe”. 

Aunque el Apfelwein viene envasado en botellas de vidrio, siempre se sirve en las Bembel antes de beberlo.

 

vaso y jarra

Vaso y jarra típicas para beber Apfelwein

  

Con qué combinar el Apfelwein

En la cocina de Hessen tienen un papel importante muchas de las especialidades típicas alemanas, como por ejemplo la col fermentada, las patatas hervidas o en puré, las patatas asadas, el escalope o el codillo asado.

Lo ideal para combinar el Apfelwein con los platos tradicionales que se pueden encontrar en cualquier taberna de Frankfurt:

- Grüne Sosse (salsa verde herbácea) con huevos duros o picante, el llamado.

 

plato tipico

Grüne Sosse 

  

- Handkäs mit Musik o poéticamente traducido como queso hecho a mano con música. Un queso marinado en aceite y vinagre con alcaravea y cebolla con sabor muy característico, que no deja indiferente a nadie (para bien o para mal).

-Frankfurter Platte (plato de Frankfurt), lleno de salchichas y carne para no comer y beber en cantidad.

 

Possmann, la bebida local de Frankfurt

Entre todas la marcas existentes de Apfelwein, sin duda la número uno es Possmann.

Su fundador Philip Possmann se registró como productor de sidra en 1881 y desde entonces lleva repartiendo su producción de sidra casera a los restaurantes de la zona. El inicio oficial de un exitoso negocio familiar hasta el día de hoy que se encuentra gestionado por la quinta generación.

Durante estos 135 años, la marca ha recibido más de 125 premios a la calidad del producto. Todo un logro.

 

Como habéis visto, no todo en Alemania es cerveza. Es más, si vais a Frankfurt, habrá muchos lugares donde ni siquiera se beba. Esperamos hayáis disfrutado de este paseo por la ciudad del Apfelwien, la sidra alemana con carácter.