Fabricantes

La magia y el sabor del vino de hielo

La magia y el sabor del vino de hielo

Ahora que se nos echa el frío encima, qué mejor que adentrarnos en el mágico mundo del Vino de Hielo. Desde nuestra tienda online de productos gourmet, queremos que descubras todo acerca de este maravilloso elixir, tan desconocido como exquisito y sorprendente.

 

La magia de un vino

El Vino de Hielo, Eiswein (término alemán), es un vino escaso, especial, poco conocido, un vino mágico. El momento y condiciones de su cosecha así como las zonas donde se obtienen es lo que lo hacen especial.

Es un vino hecho de uva helada, muy sabroso, profundo, aromático, dulce y ácido.

 

Uva helada preparada para la recolección

 

La uva tiene una fuerte concentración de azúcar, ya que es uva sobremadurada en la cepa y se espera a cosechar cuando se produce la primera helada. Cuando el grano se hiela, el agua se expande y rompe la piel de la uva. Así se pierde más agua y el azúcar es más concentrado.

 

Un poco de historia

El primer Eiswein se produjo, como la mayoría de los grandes inventos, de manera fortuita. En 1794 en una zona del norte de Baviera (Alemania), unos vitivinicultores de la región intentaron producir un vino con uvas parcialmente congeladas por una helada inesperada y obtuvieron un vino sorprendente, concentrado, muy aromático, lleno de aromas frutales, muy dulce y ácido a la vez, lo que le confería fluidez y carácter, con capacidad de crianza y buena evolución en botella.

 

Viñedo de Eiswein

 

De producción limitada, circunscrito a regiones concretas y a años con climatología adecuada, el Eiswein se convirtió en un vino de lujo para beber sólo en ocasiones muy especiales.

Pronto en Francia, varias regiones adoptaron la costumbre de elaborar lo que llaman Vin de Glacier y ya se hablaba de cosechas especialmente buenas en 1846 y 1880.

Hay que tener en cuenta que producir Vino de Hielo supone correr un riesgo muy alto para las bodegas, ya que por la época del año que se baraja, el viñedo se expone a todo tipo de enfermedades y peligros (tormentas, vientos, pájaros, etc.), y si salvamos todos estos inconvenientes sigue siendo necesario una helada temprana.

En 1982 en Alemania y en 1983 en Canadá, aparece por fin la categoría Eiswein y Icewine respectivamente, de forma individual y con una legislación específica para su elaboración.

 

¿Dónde se produce el vino de hielo ?

Canadá y Alemania son los principales productores y los más reconocidos. En Europa, actualmente las zonas de producción tradicionales de Eiswein se encuentran en Alemania y Austria. En América, en los estados del norte de USA y el sur de Canadá. Niágara es la mayor región productora de Icewine del mundo, aunque también destacan estados como Ontario, Columbia, Quebec y Nueva Escocia.

 

El proceso: vino de hielo natural

Vendimia:

Los racimos enteros se recogen si la congelación es homogénea o uva a uva si la helada no ha sido suficiente. En el Hemisferio Norte las uvas se recogen entre finales de agosto y primeros de octubre o noviembre. Se realizará a oscuras en las madrugadas de invierno que alcancen entre los -8 y -12ºC.

 

Recolección de madrugada

 

Las principal variedad para la elaboración del Vino de Hielo es riesling, aunque también se utilizan otras como gewürztraminer, vidal, grüner veltliner, chardonnay, chenin blanc, c.franc, pinot blanc, pinot gris, sémillon, incluso gamay y merlot.

 

Variedades de uva para el Vino de Hielo

 

Estrujado: como en casi todos los métodos de elaboración del vino se procede al estrujado para favorecer la extracción del mosto.

Prensado: deberán utilizarse prensas hidráulicas o mecánicas y jaulas robustas cuando la uva se encuentra congelada de manera natural.

Fermentación: proceso muy lento debido al contenido en azúcar. Se utilizan cubas de madera y una vez terminada esta fermentación continúan los procesos normales de cualquier vino, la crianza en madera.

 

¿Qué debe cumplir un vino para ser de hielo?

Las normas que un vino debe cumplir para ser vino de hielo son:

- Las uvas empleadas deben estar congeladas, o en la cepa, o en el momento del prensado.

- Todas las uvas usadas para un mismo vino deben proceder de la misma región.

- Las uvas no pueden helarse por métodos artificiales.

- La vendimia y el prensado deben realizarse a temperaturas inferiores a los 8º C.

- No se pueden agregar aditivos al vino, ni antes ni después del prensado de las uvas.

- El contenido mínimo natural de azúcar debe ser de 15% .

- El grado mínimo de alcohol del vino terminado debe ser de 5%.

Con todos estos imperativos no es de extrañar que históricamente no todos lo años se hayan elaborado Vinos de Hielo, y tampoco el elevado precio de estos vinos.

 

Cata y maridaje

Se trata de vinos de color dorado pálido y en la medida en que envejecen adquieren un color ámbar.

Vinos dulces, con una extremada acidez alta lo que los equilibra y los hace más frescos y nada empalagosos.

De cuerpo medio, con final largo y persistente y aromas complejos.

Aunque envejecen muy bien es ideal consumirlos jóvenes, especialmente los de mayor acidez.

 

maridaje

Vino de hielo con postre

 

El vino de hielo es recomendable tomarlo como un vino de postre, con dulces, frutas, con foie o quesos fuertes, o bien degustarlo sin más en la sobremesa después de la comida. Se toma en pocas cantidades, ya que es para disfrutarlo y saborear sus aromas mágicos.

Muy al contrario de lo que la gente piensa, los vinos de hielo se deben tomar a una temperatura de 10-12º y no a temperaturas próximas a congelación, ya que si llegásemos a congelar dichos vinos, perderíamos la calidad del producto por la concentración del agua en forma de hielo y consiguiente desestructuración del mismo.

Si quieres descubrir un vino inusual, especial y mágico, es la ocasión de hacerlo. ¡Te sorprenderá!

Etiquetas: Vino de hielo