Fabricantes

5 clásicos postres franceses junto a sus bebidas perfectas

5 clásicos postres franceses junto a sus bebidas perfectas

Una vez más nos vamos de viaje a Francia. Este mes, desde nuestra tienda online de productos gourmet, nos adentramos en la cocina gala para descubrir los 5 postres franceses más típicos de la mano de las bebidas gourmet ideales para acompañarlos. Parejas de dulce.

 

De paseo por una pâtisserie

Ya sabemos que la gastronomía francesa es una de las más completas del mundo y que cuenta con una gran cantidad de platos elaborados con productos muy diversos.

También es una de las más influyentes en el mundo occidental premiada por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En concreto, hablar de pastelería es hablar también de Francia, un referente mundial en el concepto de la repostería, si no la mejor, una de las mejores sin duda alguna, tanto por la elaboración como por su elegancia a la hora de presentarla.

Hemos seleccionado los 5 postres más deliciosos y típicos de la repostería francesa acompañados de sus parejas perfectas, bebidas gourmet ideales para su degustación.

Esperamos que los disfrutéis.

 

1- CRÊPES

creperie

Pintura de la típica Crêperie francesa

 

Probablemente uno de los postres más internacionales de la gastronomía francesa.

La crêpe tiene su origen en la Bretaña, aunque cuenta con muchos primos hermanos en toda Europa, como las tortitas o los panqueques.

Normalmente se prepara con harina de trigo, huevos y leche, formando unos discos muy finos de unos 16 mm. de diámetro, que se cocinan por las dos caras para rellenarlos después con ingredientes variados.

Aunque habitualmente se toman como postre untados con chocolate fondue, nata, mermelada u otro tipo de dulce, también pueden tomarse con ingredientes salados.

Para obtener buenos resultados a la hora de cocinar crêpes, es imprescindible contar con los utensilios adecuados. Así, es fundamental utilizar una sartén que sea lo más plana posible, ya que debemos trabajar con una espátula. Existen sartenes destinadas a la preparación de crêpes llamadas creperas, que resultan ideales para conseguir resultados excelentes.

Si este sencillo y típico postre francés, lo acompañamos con una sidra bretona o normanda, el resultado es definitivamente perfecto.

 

crepe

Crêpe de chocolate

  

2- COULANT DE CHOCOLATE

El Coulant es un conocido postre de chocolate patentado por el chef francés Michel Brasen, que se presenta como pequeño bizcocho de chocolate con el interior fundido. De este modo, cuando el comensal corta el bizcocho, de su interior brota una cremosa salsa de chocolate que se extiende por el plato.

 

Ingredientes (6 personas):

250 gr. chocolate negro

250 gr. mantequilla

5 huevos enteros

5 gr. de levadura

25 gr. cacao negro

1 cucharada sopera de café

 

Preparación:

Lo primero que hacemos es cortar el chocolate negro en trocitos, colocarlo en un bol y fundirlo al baño maría junto con la mantequilla. Removemos con una cuchara, y cuando el chocolate se derrita, lo apartamos del fuego y añadimos los huevos, el cacao, la levadura, el café y lo trituramos todo. La masa resultante será bastante espesa.

Lo tapamos con papel film y lo metemos en el frigorífico hasta que esté muy frío.

Utilizaremos unos moldes de silicona, en este caso, cuadrados de 4,5 cm. para colocar la masa.

Sacamos el chocolate de la nevera. Con la ayuda de una cuchara llenamos la tercera parte de los moldes y los horneamos a 200ºC durante 8 min.

Esperamos unos 5 min. para desmoldar los coulant y ya los podemos servir, decorados al gusto de cada uno, en este caso con grosellas. También los podéis acompañar de helado. El contrate del chocolate caliente con el helado es brutal!!

 

coulant

Coulant de chocolate

 

Ya sabemos que un acompañante ideal para cualquier delicia de chocolate es el Armagnac. En este caso no va a ser menos. Un postre perfecto.

 

3- FAR BRETÓN

También conocido simplemente con el nombre de far, este pastel es una especialidad gastronómica de la región de Bretaña. Su textura es similar a la del pudin o un flan consistente.

La masa se hace a base de harina de trigo, mantequilla, leche, huevos y azúcar, aunque también se le puede añadir un toque de vainilla o ron. En el interior se añaden ciruelas pasas enteras o trozos de pera. 

 

Ingredientes (6 personas):

4 huevos

125 gr. harina

100 gr. azúcar

1 litro leche tibia

125 gr. de mantequilla

2 cucharillas ron, calvados o armagnac

ciruelas pasas

 

Preparación (45 minutos):

Precalentar el horno a 180ºC.

En un recipiente, mezclamos el azúcar, la harina, los huevos. Agregamos lentamente y poco a poco la leche tibia (se puede calentar en microondas).

Añadimos las cucharillas de ron y las frutas (ciruelas pasas, pera…).

Horneamos durante 40 min. a 180ºC.

Para acompañar este postre bretón, nada mejor que un Calvados de la región vecina de Normandía.

 

far bretón

Far Bretón

 

4- ECLAIR

El origen de este pastelillo francés se remonta al siglo XIX y de acuerdo con algunos investigadores, fue creado por el cocinero francés Marie-Antoine Carême.

Es un pasta alargada que se elabora con un bollo de pasta choux, una masa fina típica francesa elaborada con huevos, harina y mantequilla.

Después de hornearse, se la rellena con crema pastelera de vainilla, chocolate o nata y se recubre con chocolate.

El Eclair se puede rellenar con un ingrediente más sofisticado como es la crema de castañas. Esta delicia gastronómica francesa, fue inventada por Clément Faugier en 1885 con el fin de aprovechar las castañas que no servían para hacer castañas confitadas. Es una pasta dulce que se puede comer sola o para acompañar otros postres.

eclair

Eclair con chocolate fundido

 

Para acompañar este postre parisino que empieza a ser tendencia aquí, un Moscatel de Rivesaltes con uvas de Alejandría.

 

5- MACARONS DE CHOCOLATE

El Macaron fue inventado en Italia en el siglo VIII, posteriormente la receta fue llevada a Francia por Catalina de Medicis al haberse casado con el Duque de Orleans, futuro rey de Francia en el siglo XVII.

La creación de los macarons como los conocemos hoy en día, es una receta que ha tenido décadas de perfeccionamiento, y fue Pierre Desfontaines, pastelero de Ladureé, quien unió por primera vez dos macarons con un ganache.

Son pastelitos de colores elaborados con clara de huevo, azúcar, azúcar glas y almendra molida, y se rellenan con crema o ganache. Tienen diferentes sabores y son parecidos a una galleta rellena.

Estas galletitas rellenas de crema o ganache típicas de la cocina parisina que se han puesto muy de moda, siendo unos de los postres más chic que existen hoy día.

 

Ingredientes:

70 gr. azúcar glas

75 gr. almendra molida lo más fina posible o harina de almendra

10 gr. cacao en polvo

2 claras grandes de huevo

60 gr. azúcar normal

15 ml. agua

Para el ganache:

60 gr. nata líquida

60 gr. chocolate negro de cobertura

 

Preparación (30 minutos):

Empezamos tamizando la almendra y el azúcar glass mezclados en un bol grande, al menos dos veces.

Añadimos el cacao en polvo, lo mezclamos y volvemos a tamizarlo.

Ponemos las claras de huevo en un bol y las montamos a punto de nieve, con una pizquita de sal, añadimos el azúcar y batimos de nuevo hasta que queden consistentes.

Con ayuda de una espátula de goma, añadimos a las claras montadas, la mezcla de harina que teníamos reservada, con cuidado de no bajar las claras y removiendo de abajo a arriba con un movimiento envolvente.

Ponemos la mezcla en una manga pastelera de boquilla grande y formar los macarons en círculos, sobre las placas de horno que tendremos con papel de hornear.

Dejar reposar 1 hora como mínimo.

Cocer en el horno precalentado a 155ºC y hornear unos 15-17 min. y dejamos que se enfríen antes de quitar el papel.

Para el ganache, se trocea el chocolate en trocitos pequeños y se coloca en un bol. Se hierve la nata y se vierte en varias veces sobre el chocolate mezclando suavemente hasta que este bien integrado y fundido.

Por último, rellenamos los macarons con una manga pastelera y tapamos con su otra mitad.

 

macarons

Macarons para todos los gustos

  

Lo mejor para acompañar estos bocaditos tan chic es un Champagne. Una pareja con mucho glamour.

Como podéis imaginar, el mundo de la repostería francesa es inagotable. Ha sido difícil hacer una selección de solo 5 delicias, pero quizá ésta que os hemos presentado, no está mal para empezar a abrir boca.

Tú pones el postre y nosotros te ayudamos a acompañarlo. 

Bon appetit!