Fabricantes

Pastis Ricard, el aperitivo a la francesa

Pastis Ricard, el aperitivo a la francesa

Existe una bebida muy francesa y poco común en España, que desde nuestra tienda online de productos gourmet internacionales queremos presentarte. Se trata del Pastis Ricard, un licor anisado que es el rey de los aperitivos franceses.

Pastis, el elixir francés

El Pastis Ricard es una bebida perfumada derivada del anís con un alto contenido alcohólico, entre los 40-45%. A pesar de su alta graduación, se trata de una bebida fina y elegante, signo de distinción y clase.

Es habitual en toda Francia, aunque es original de Marsella, capital de la Provenza.

Se suele tomar como aperitivo, con hielo y mezclado con agua fría.

Un poco de historia

Cuando en Francia fue prohibido el Ajenjo o Absenta en 1916, los mayores productores reformularon la receta introduciendo anís estrellado, anís verde y regaliz, añadiendo azúcar y reduciendo el contenido de alcohol al máximo permitido por la ley.

Había nacido el Pastis. Desde ese momento la receta ha cambiado considerablemente y cada marca tiene su toque personal.

El inventor del Pastis

La historia del Ricard se remonta a finales de los años 20 cuando un joven empresario Paul Ricard se empeñó en comercializar un aperitivo con sabor anisado que las autoridades no paraban de prohibir y cargar de multas, hasta que en 1932 por fin obtuvo permiso de venta.

El nombre con el que Paul Ricard decidió bautizar a su bebida fue Pastis, del provenzal “patisson” y del italiano “pastichio”, sinónimo de mezcla. El éxito fue fulgurante. Actualmente el Ricard es la bebida espirituosa anisada más vendida en el mundo.

Paul Ricard

Paul Ricard celebrando el éxito del lanzamiento de la marca

Por su parte, la compañía Pernod, introductora del Absenta en Francia, aprovechó la autorización de la venta de alcohol sacando su bebida anisada Pernod, pero no fue hasta 1951 cuando lanzó su 51 con la apelación de pastis de Marsella.

La decisión de llamarle Pastis 51, al que se le llama simplemente 51, se debe a que tras largos años de prohibición de bebidas alcohólicas, por fin se levantó el veto en 1951, lo que celebró la compañía Pernod creando su aperitivo estrella, el Pernod 51.

Esta situación condujo a una “guerra” entre las marcas Ricard y Pernod que finalizó en 1974 con la fusión de las dos, creando el grupo Pernod-Ricard para de paso, hacer frente a la competencia mundial.

Aunque a día de hoy ambas bebidas forman parte de la unión de ambos fabricantes dentro del grupo Pernod-Ricard, sus consumidores mantienen sus disputas sobre cuál sabe mejor.

Pernod Ricard es hoy una importante empresa francesa que produce bebidas alcohólicas. Los productos más famosos de la compañía son los Pastis Pernord y Ricard, ambos licores de anís.

La empresa que renació, se ha convertido actualmente en un conglomerado de alcance mundial. Es dueña de la empresa Austin Nichols (productora de los whiskys Wild Turkey) y de la división de bebidas alcohólicas de la antigua corporación Seagram, entre muchas otras empresas que controla.

En el año 2008, Pernod Ricard anunció la compra del grupo sueco V&S incluida la marca Absolute Vodka.

Marcas

Las marcas más conocidas de Pastis son Pernod y Ricard y cada marca tiene su propio estilo.

Marcas Ricard

Las marcas de Pastis

Pernord Ricard, es el más consumido y con mayor influencia global. A pesar de ello, solo se vende un 25% fuera de Francia.

Su consumo en Francia representa 130 millones de litros al año, lo que viene siendo más de dos litros de Pastis por habitante.

Innovación o tradición

El Pastis no ha perdido la forma clásica de beberlo al igual que el Absenta. Aunque es cierto que hasta la aparición del Pastis, los rituales para la preparación del Absenta eran muy elaborados y constituían todo un arte.

cartel Pastis Ricard

Cartel francés mostrando el ayer y el hoy, Absenta y Ricard

En la actualidad el Pastis está utilizando la tradición junto con la innovación para reclutar nuevos consumidores.

En Francia sigue siendo el licor más consumido, entre todas las edades y categorías sociales. En las zonas de Provenza y Marsella es donde más se consume el licor, y es para los ciudadanos de esas ciudades parte de su tradición y de su vida diaria.

La buena noticia es que aumenta el consumo y además se busca un Pastis más premium. Pero la gran pregunta a la que se enfrenta el Pastis es si debe seguir apostando por la tradición y la herencia recibida o innovar con nuevos productos. Los profesionales están de acuerdo en innovar sin matar la tradición y sin perjudicar renunciar a la herencia recibida.

El Pastis no es una bebida moderna pero no pasa de moda ya que es una bebida fuera de las tendencias y el tiempo.

Elaboración

La fabricación es la típica de una bebida destilada a base de alcohol etílico, en el que se maceran hierbas y flores. Anís estrellado, anís verde, regaliz y la mayoría incorporan también hinojo.

Tras este compostaje queda elaborado un licor al cual se le agrega nuevamente el anís, lo que le convierte en un anisado. La bebida se suele colorear con caramelo, aunque existen también Pastis blancos.

Como tomar Ricard

Si has estado en Francia, habrás reparado en esa curiosa bebida amarillenta con fuerte olor a anís acompañada de una botellita de cristal con agua que abunda en las mesas de los bares a la hora del aperitivo.

Es el Ricard, el aperitivo provenzal por excelencia. Hay que tener en cuenta que en Francia, cuando se habla de tomar el aperitivo, se está hablando de beber algo, no de comerse unas tapas con bebida de acompañamiento como hacemos en España.

Pastis Ricard junto al Sena

Aperitivo francés con Ricard junto al Sena

Se bebe frío, con hielo, como bebida refrescante y aperitivo.

Se puede consumir de manera clásica: se bebe generalmente diluida en agua, lo que permite disminuir considerablemente la graduación alcohólica del Pastis. Una parte de Pastis por 5 de agua.

Esto, disminuye la gradación alcohólica de la bebida a un 7% aproximadamente y cambia el color ámbar transparente de la bebida a amarillento y lechoso debido a la precipitación del anetol contenido en las hierbas, que es poco soluble.

Pastis Ricard sin agua

Color de Ricard antes de añadirle agua

Pastis Ricard con agua

Color de Ricard una vez mezclado con agua

También es habitual combinarlo con jarabes además del agua:

  • Perroquet (loro): con una parte de pastis, otra de agua y otra de jarabe de menta verde.

  • Tomate: con 40 ml de pastis, agua y granadina.

  • Mauresque (morisco): con jarabe de orgeat (bebida de almendra dulce y amarga).

  • Moloko: con una parte de brandy, media parte de pastis, media de licor de vainilla, una clara de huevo y dos partes de leche.

  • Rourou: con jarabe de fresa.

La más curiosa combinación es la inventada por Ernest Hemingway, que bautizó con el premonitorio nombre, homónimo de una de sus novelas, “Muerte en la tarde”, que incluye Ricard y Champagne a partes iguales.

La odisea de pedir o encontrar un Ricard en España

En Francia, el Pastis Ricard es fácil de comprar y también te lo sirven en cualquier bar o restaurante sin problema.

Sin embargo, en España nos podemos encontrar con estos casos:

1. Sitios en los que no saben de lo que hablas.

“¿Ricard? ¿Qué es eso?”– preguntan directamente. Les explicas que es una bebida anisada, y entonces te dicen: “Ah bueno, tengo Marie Brizard, que es lo mismo”. Gracias, pero no. No es lo mismo, de hecho no se parece en absoluto.

2. Sitios en los que tienen una botella de Ricard desde hace años porque nadie lo ha pedido o no han sabido ofrecerlo.

Efectivamente, hay lugares que tienen una botella con una capa de polvo y piensan que forma parte del decorado, ya que nunca nadie lo ha pedido. Si se hace mención de pedirlo, esto nos lleva a la siguiente categoría.

3. Sitios que tienen Ricard pero no saben como se sirve.

Normalmente el camarero dice que no tiene de eso. Y entonces les señalas la estantería y le dices: “¡Lo tienes ahí!”, y te contesta, “Ah, vale”. A continuación te lo ponen en vivo, sin diluir, el vaso lleno hasta arriba de alcohol sin mezclar con las consabidas cinco partes de agua. Pero la verdad es que no quiero terminar en urgencias con un coma etílico. Lo más gracioso del asunto es que en la etiqueta explica la forma de servirlo tanto en francés como en español. Sólo hay que leerlo.

4. Sitios que tienen Ricard y lo saben preparar.

 Voilà! Estás de enhorabuena. No estaría mal hacer un listado con esos lugares tan especiales.

Seguramente conozcas pocos sitios donde esto ocurra. Por ello, desde nuestra tienda online de productos gourmet, te ofrecemos el Ricard para que lo prepares a tu gusto y disfrutes de una bebida poco conocida aquí y que sin duda sorprenderá a tus invitados.

¿Lo probarás solo o combinado, en el aperitivo o en la tarde?